dimarts, de maig 29, 2007

Yo me quedo en Sevilla, hasta el final...

"Que no cunda el pánico, sólo son unos cuantos locos
que se han escapado del manicomio"
El almuerzo desnudo, William Burroughs

Sí, sí, como lo oís. En Sevilla. Porqué estoy en Würzburg (que no, que no es ninguna salchicha blanca, jodíos, que eso es Bratswurg) pero a ratos viajo un poquito a Sevilla, así, como quien no quiere la cosa. Sin RyanAir ni ClickAir ni leches! Viajo a través de Europa con la mente y aparezco en la Feria de Abril y me tomo mis finitos y todo... Que porqué escribo en castellano?? Para que se me entienda en el sur, jodíos, que se os tiene que estar diciendo tooo...

A ver, me explico. Resulta que en Würzburg he conocido a una encantadora chica de Sevilla cuyo nombre mantendré en el bicarbonato, pues entre otras cosas, yo no sé si le interesa hacerse famosa en el mundo del Blog. Además, está comprometida y conociéndoos, trece o catorce (pero esto lo leen más de 5 personas al año?? No creo...) ya estarán pensando que si me encanta (por lo de encantadora, digo), que si me he enamorado (por mi facilidad por enamorarme), que si le he pedido la mano a sus padres (porqué se me acaba de ocurrir), que si le he pedido un hijo (por aquello de "quiero un hijo tuyo")... No. No, es el caso. Que podría ser, ya nos conocemos. Pero no. Esta historia va más allá del amor. Ya os digo. Llega hasta Sevilla... Que me digan a mí cuando el amor ha viajado desde Würzburg a Sevilla sin pasar por el aeropuerto de Frankfurt. Nunca.


Pues eso. Conozco a mi amiga (si se me permite el término) Julia, por ponerle un nombre al azar, y al poco de entrar en su habitación a charlar con ella y "el amigo presentador", pongamos por caso, Marc, noto que vamos a hacer migas, pero no migas manchegas (no!), migas amistosamente hablando... ya sabeis. Noté, no sé de qué forma ni cómo ni cuando, que esa chica iba a ser como un ángel de la guarda para mí, aquí en Würzburg. Y hasta ahora, lo está siendo. Me cuida más que nadie aquí. Debo decirlo. Está pendiente de mí, me llama, quedamos, reímos, bebemos (alguna cerveza que otra), y sobretodo, me hace esas perdis de adolescente que tanto me sorprenden a mí, un hombre hecho y derecho, hirsuto y de pelo en pecho (mentiraaaa!!). La primera vez que me hizo una perdi me quedé perplejo. Luego, me di cuenta de que quería decir "he recibido tu sms, viva la feria de abril y Kiko Veneno en volandas". Ahora, cuando quiero decirle "Viva Kiko Veneno, Pata Negra, el jamoncito, y, sí, quedamos en el Rathaus a las 20h (uno tiene prioridades, y Kiko, Pata Negra y el jamón siempre irán por delante del Rathaus)" le hago una perdi. No os parece maravilloso?? He entrado en el mundo de las perdis (inciso- per cert, Perdi, el teu nick no tindrà res a veure amb aquesta història adolescent i tendra, oi?? -) gracias a Julia. Sí. Sí. Pero no os creais que escribo esto con rintintín o con ironía, no. Es una metáfora de lo bien que hasta ahora ha ido la relación con ella. En serio, creo que nos llevamos muy bien, y os digo, aparte del amigo Marc, quien me ayudó con la casa, el banco, el mòbil, el internet, la maleta... (o sea, me dio la vida al llegar... y le debo cervezas infinitas), Julia, por ponerle un nombre, ya os digo, me ha hecho sentir como en su casa, en Sevilla. Diría que hasta le caigo bien, mira. Ella, por supuesto, habreis deducido, me cae estupendamente... y tiene "esa clase de hechura triana, que vale el mundo entero" (me vienen sevillanas, de las otras, a la cabeza, que le vamos a hacer).

(Este post hasta el final lo viá escribí en andalú, que no es lengua como tal, pero como dialeto, merece también un rehpeto, cohones... y poqqué el blog es mío y puedo iscribí en la lengua mesalga lor güevos, o qué...!? Sé que es una gilipollez galopante. Y qué).

Uséase que ya puesto, os contaré que este fin de semana pasao estuvo aquí el pisha de Julia, que por no querer tampoco revelar su nombre le viá llamá Raúl. Y qué os puedo decí de Raúl... Pues que es un buenazo, que se le caía la baba de ver a Julia y de estar con ella, que nos reíamos en la comisaría señor Paquito (cuando escribo en andalú me sale la vena Gomaespumina, "las pastillas su-linguales, que se las come usté como si fueran caramelitos de menta, su-linguales) y nos reímos con él cosa mala, y que lo pasamo en grande, joer. A qué negarlo! Y que viva el Betis!

Aunque, como dice Raimundo, "si tu te vaaaaa, si tu te vaaaaaaa, yo me quedo en Seviyaaa hasta er finááááááááááá". Y a tomar viento a la farolilla Málaga!!! (esta es la frase punk del post, que sigue estando en andalú, pero además omite palabras, en concreto el determinante de, ya que en lugar de decir Farolilla de Málaga, notaréis que se ha escrito Farolilla Málaga para enfatizar. Entendedlo, es que soy muy radical... y cuando me pongo...).

Sus venís pa Sevilla? Juanan, Míguel, Áles... esto es pa verlo. Jodíos deutschs.

6 comentaris:

XeXu ha dit...

Jo que pensava que els alemanys et centrarien una mica... ja veig que ni de conya. Un gran post, fins que he deixat d'entendre res del que deies en aquest dialecte estrany...

el perdedor ha dit...

Un pó de cohone, tó hay que decil·lo (perquè els espanyols geminen les eles, per si no ho havies notat, tipu Cal·lo, per "Carlos", s'entén).

Yeral ha dit...

Jeje... Sou collonuts. Sort que vosaltres em llegiu i em comenteu... Una abraçada!!

Miris ha dit...

Bueno, neng!! Que ja veig que les coses van molt bé per alemanya, eh?
doncs que més dir-te....que disfrutis collons!!
Muaks sevillano-alemanys

GG ha dit...

Quisho, pos ná, que a disfrutar la vida en tierras lejanas mi arma!!! Això sí, exportant tota aquesta alegria i salero sempre, segueix així nano!!

Núria ha dit...

Yeral!!!

Olé, olé i olé!

Un petó molt fort per tu des de la Catalunya profunda!

Muakisssss